Visitas a la página

Archivo de Blogs

martes, 13 de agosto de 2013

EN RECUERDO DE LOLA FERNÁNDEZ







Nuestro pesar por la pérdida de nuestra querida y admirada profesora Lola es muy grande. El suceso nos ha dejado perplejos y ante lo incomprensible del mismo, solo nos queda manifestar nuestro recuerdo por tantos gratos momentos que ella nos ha hecho pasar.

Lola ha sido una de las personas que, como afortunadamente otras muchas, nos hacen ver las cosas positivas de la vida y disfrutar con ellas.

Nos hizo ver  LA MAR  de sentimientos con la MAR DE LETRAS, pero no solo en el Festival, sino cada día, por eso, Lola, te estamos La Mar de Agradecidos y donde quiera que estés, te enviamos ese agradecimiento de todo corazón.






Bonitas palabras que dejó colgadas en su página de Facebook en su último Gaudeamus:

"Gracias por dejar vuestras voces en mis manos"






La Asociación ha testimoniado sus condolencias a través de La Opinión:

"UMAY (Asociación de Alumnos y Antiguos Alumnos de la universidad de Mayores de la UPCT) se une a las condolencias por el fallecimiento de Lola Fernández Moreno, profesora de Literatura ,colaboradora en la Universidad de Mayores y expresa a sus familiares y amigos el sentimiento por la triste pérdida de la que ha sido una excelente profesional y, sobre todo, una gran persona."


Si quieres que tu testimonio aparezca en el blog, expresa tu opinión en el casillero correspondiente y desde la edición de blog lo iremos haciendo público en esta entrada dedicada a Lola.




Tanto para escribir como para ver lo escrito haz clic en la palabra comentarios que verás en un pequeño recuadro al final de esta entrada.

Podrás ver el testimonio de prensa si abres el siguiente enlace: Funeral por Lola y Juan

5 comentarios:

  1. Isidoro Sánchez Roca15 de agosto de 2013, 19:58

    Siempre tuve de ti, Lola, un gran concepto y ese recuerdo permanece vivo, latente. Mediante estas letras deseo hacerte mi personal y desafortunadamente, póstumo homenaje por tus merecimientos, por tu saber ser y estar. Te reconozco el mérito de ser la persona que me hizo acometer un pequeño trabajo sobre un libro; nunca antes me había atrevido a escribir sobre las impresiones sentidas tras una lectura, pero lo hice y además con gusto, placer y pasión, poniendo el alma en ello, contagiado por el entusiasmo con que te presentabas, leías y nos explicabas cada jueves, por la emoción mostrada en cuanto hacías y que tan bien nos supiste transmitir, como tributo y admiración a tu labor docente, por tu dedicación, ¡por ti!.
    Un fuerte y emotivo abrazo, allá donde estés. Gracias Lola.
    Isidoro Sánchez Roca

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia, al final, el tiempo hace que se borren las pisadas de nuestro caminar, queramos o no, porque nadie es imprescindible, esa es la realidad. Por eso ahora es el momento de demostrar nuestro afecto póstumo pero aprendiendo bien esta moraleja de que las flores hay que entregárselas cuando las pueda recoger con sus manos. Esa es la mejor lección que nos has dejado Lola y que nunca debemos olvidar. Un beso muy fuerte con mi voz callada de momento, por la nostalgia.

    ResponderEliminar
  3. Florita Moreno Sánchez21 de agosto de 2013, 18:23

    Solo encuentras un vacío en los pensamientos que no saben que responder cuando suceden estas tragedias y por no responder dices que no hay palabras ; yo si las tengo pues no es justo que amigas como Lola se pierdan...Momentaneamente sé que ha aparecido una estrella nueva en el firmamento y su trayectoria no se perderá.

    Con mi recuerdo y cariño mi más sentido pésame,amigos.
    Florita Moreno Sánchez

    ResponderEliminar
  4. Dejaste un grato recuerdo en tu paso por el Ibáñez Martín de Lorca.

    ResponderEliminar
  5. BRILLA UNA ESTRELLA

    Desde la profunda sima de los cielos surgen estrellas perforando la noche y una estrella resplandeciente eres tú, Lola.
    Tus pupilas perplejas brillan más que nunca, atraviesan el vacío y tu fuerza y tu luz fluyen llegando hasta nosotros.

    Atónitos y sorprendidos estamos. No nos hacemos a la idea de que te has ido, en silencio, sin ruidos, de manera discreta, sencillamente como tú eras.
    Y nos sentimos un poco más huérfanos.
    Allá donde estés, estarás dirigiendo algún taller literario o corrigiendo faltas de ortografía.
    Mándanos fuerza y entusiasmo tanto para tu familia como a nosotros y que la Universidad siga adelante para los jóvenes y mayores.
    Que seas feliz en esa otra vida que has elegido y tengas toda la paz que mereces.

    ResponderEliminar

Añade un comentario