Visitas a la página

Archivo de Blogs

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Viaje a CASTRIL OTOÑAL


Hola a todos. Ya hemos comenzado nuestra andadura del curso 2016-17 y con ella nuestro primer viaje.



CASTRIL, Una pequeña localidad granadina, que, al visitarla nos la encontramos en su estación otoñal. Su arbolado y vegetación, con su consiguiente paleta de verdes, amarillos, y marrones se dejó fotografiar por todos los viajeros.







El pueblo está rodeado por el río Castril, que nace en la sierra del mismo nombre, formando un espectacular cañón o cerrada a su paso por el pueblo.  Y allí nos dirigimos en un agradable paseo. 








La naturaleza soluble de la piedra caliza favorece el fuerte encajonamiento del río. Vamos caminando por el sendero de la Cerra, por la margen izquierda del río.



Y no podemos resistirnos a inmortalizar el momento con algunas fotos.

 




A primera vista nos sorprende el bello paisaje a lo largo de toda la garganta y nos tenemos que detener un poco para poder imaginar que lo que se nos está mostrando es la acción del agua a lo largo de millones de años.

Foto de macmuseo 
 Desde una falla en la roca pelada el agua cae en cascada al lecho del río e inicia su viaje hasta desembocar en el Guadiana menor y alimentar finalmente el Guadalquivir.
Nos han dicho que el agua que procede de cuevas y acuíferos de gran profundidad tiene la misma temperatura en verano que en invierno, y que una de las especies que más habita en sus aguas cristalinas es la trucha, por lo que la pesca tradicional es uno de los deportes más practicados en la zona.

El pantano que regula su caudal es el pantano del Portillo por el que también pasamos viéndolo desde la carretera.
Foto tomada de Internet


Volvemos del paseo por el río y callejeamos por sus calles que, ese viernes, tenía un mercadillo con multitud de puestos de flores por estar cerca la Fiesta de Todos los Santos.


El guía nos iba explicando: Lindando con el parque natural de Cazorla, el municipio está ubicado en las faldas de una escarpada peña, por ello anteriormente se la conocía como Castril de La Peña. 

 
Plaza de Castril con olivos



Castril fue campamento de romanos. Su actual nombre pudiera derivar del latín, "castrum" (campamento) . Los romanos utilizaron su peña como protección para un campamento militar, que luego se convertiría en villa.

Durante la dominación musulmana fue una ciudad fortificada. Al -Zhuri, geógrafo granadino, la describe como «una fortaleza en cuyo patio había una gran piedra lisa de la que brotaba tal cantidad de agua que podría mover ocho piedras de molino».

Tras la reconquista fue ejemplo de convivencia entre las culturas musulmana, cristiana y judía. Al ser expulsados los moriscos, el municipio fue repoblado y cedido a Don Hernando de Zafra, que pasó a llamarse Señor de Castril.
En el siglo XIX fue escenario de numerosos enfrentamientos, primero con la invasión napoleónica, siendo totalmente quemada en 1.810 y después con las guerras carlistas.

Castillo de Castril

En  el 
Castillo de Castril de origen almohade, tras un largo proceso de restauración se han sacado a la luz los diferentes elementos que constituían la fortaleza: aljibes , la mezquita, torres, murallas, canalizaciones, empedrado, adarve, escaleras estancias, etc.


Peña y castillo forman un entrelazado perfecto, siendo el castillo un excelente mirador.

Lugar de interés: Iglesia parroquial

Museo del vidrio



Momento de descanso antes de ir a almorzar.

Antes de irnos del pequeño pueblo granadino, nos gustaría recordar que sus habitantes hablan de sus problemas con la tentativa encubierta de legalizar y explotar sus aguas, lo que daría lugar a un encauzamiento de su río  distinto al que hemos podido ver, y otro tema es su vinculación con  José Saramago, portugués Premio Nobel de Literatura en 1.988 . Saramago estuvo casado con Pilar del Río que al parecer nació en Castril.

Saramago  que amó los árboles y la literatura hasta su muerte, dejó en Castril un poso de su obra. Fundación Centro José Saramago . 
Si entras en los enlaces que te dejo leerás artículos de interés al respecto. 






Por la tarde llegamos hasta e




Y arribamos al fin de nuestro viaje que, en contacto con la naturaleza, fue entretenido, y muy del agrado de todos los asistentes. 
Con muchas otras opciones deportivas y de ocio, para algunos será lugar de visita nuevamente. 


                             Fotos de Antonio Ruiz Salcedo